Una copa de vino envasada

Vino envasado en copa de plástico PET

Una de las recomendaciones más universales, oídas y leídas, en todo el mundo es: “Beber una copa de vino al día es muy saludable”.

El vino, en su dosis.

La certeza es que la gente cambia, y con ella, la forma en la que se suministran los alimentos tanto en la preparación de los mismos, como en la fabricación de envases para conservarlos, y hoy en día, se mira mucho el economizar en la elaboración de los platos que se sirven en la mesa.

Algo por lo que miran todas las empresas productoras de alimentos a la hora de suministrar sus productos alimenticios, es la procedencia del material en la fabricación de envases, pues serán directamente responsables de su conservación y matiz en el sabor. Podemos encontrarnos con diversos tipos a la hora de conservar el producto; envases de plástico, de vidrio, de cartón, y los cada vez más frecuentes envases PET.

Pero la novedad en este sentido llega en torno al concepto “unidad”. Ya hay empresas que dedican su enfoque en servir el producto de manera individual; una persona, una ración, un envase.

Copa de vino en envase de plástico PET

El vino envasado es uno de los productos más comercializados en las grandes superficies. Para cocinar, se sirve en formato “tetrabrik”; para acompañar en mesa, botella de cristal; incluso cuando está destinado a modo de refresco el vino se sirve en envases de plástico.

Una de las innovaciones más atractivas está dirigida a comercializar el vino en envases PET (tereflalato de polietileno), envases de plástico capaces de ofrecer resistencia, durabilidad y conservación al producto, así como ofrecérselo al público en raciones unipersonales que proporcionarán un atractivo añadido a la hora de comprar el vino envasado, ya que contendrán la cantidad exacta. Las personas que prefieran comprar varios vasos de vino, de distintos tipos, a beber varios vasos de vino, de la misma botella encontraran que una copa de vino envasada de forma individual resulta más práctica que la botella de vino que se echa a perder.

Oportunidad para la exportación

Innovación en la degustación enológica

No solo aportaría innovación al consumidor directo, también a aquellos restaurantes que ofrecerían al cliente la cantidad justa para establecer una relación más equilibrada entre degustación, y cantidad aprovechable.

Una de las recomendaciones más universales ya puede consumirse tal y como fue concebida, en una copa de plástico PET.

Solicita presupuesto o más información

Te ofreceremos información sobre este asunto en concreto.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies