Un sándwich en cualquier parte

Sándwiches envasados para consumir en cualquier lugar

El  sándwich  ha sido considerado desde hace ya varias décadas,  como la comida rápida por excelencia, por encima de las tradicionales hamburguesas,  pizzas  y  demás.

Su fácil elaboración, su composición nutricional balanceada y su versatilidad para llevarlo a cualquier parte y en cualquier momento en los cómodos envases de plástico, lo han convertido  en un alimento que no puede faltar.

El  sándwich  como alimento  sano

Si bien es cierto que muchas  comidas rápidas no contienen los elementos nutricionales necesarios, al cabo que suelen aumentar de peso,  también es cierto que  el sándwich no puede ser encasillado en esa generalización.

Es bastante claro que el pan, individualmente considerado, ha sido el alimento por excelencia a través de los siglos. De otro lado, las carnes frías debidamente procesadas y utilizadas en pequeñas porciones (como sucede en el sándwich),  pueden ser incluso beneficiosas.

Además, los vegetales son los alimentos más adecuados para una nutrición balanceada, conjuntamente con las frutas.

Ahora,  estos tres alimentos combinados (pan, carne y vegetales)  ofrecen una nutrición equilibrada, sin lugar a dudas.

Mas,  es necesario tener en cuenta que el sándwich, aun siendo un alimento nutritivo,  debe ser manipulado de una manera adecuada, para evitar contaminaciones perjudiciales.  Nada mejor que los envases  para sándwich  para tal efecto.

Un sándwich bien envasado, se puede llevar a cualquier parte y consumirse en todo momento y en cualquier lugar.

Ventajas del envasado de un sándwich en envase de  plástico  termoconformado

Son muchas las ventajas que ofrece este tipo de envasado en lo que a los sándwiches respecta.

Ofrece gran versatilidad en cuanto a las diferentes formas y dimensiones en los que pueden ser fabricados.

La retracción, sus características  “anti-vaho”,  su fácil apertura y la barrera que le impone a los gases y los aromas,  se constituyen en otras de las grandes ventajas.

La resistencia a bacterias y hongos que ofrece este tipo de envasado,  lo hacen prácticamente imprescindible.

Sus buenas propiedades ópticas le permiten al usuario la adecuada visualización. Además, la impresión flexo gráfica como en “hueco-grabado”, es bastante viables con este tipo de envases.

La adquisición de los sándwiches en máquinas expendedoras, permite que sea consumido prácticamente en todas partes  y  a cualquier hora.

Solicita presupuesto o más información

Te ofreceremos información sobre este asunto en concreto.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies