Envase plastico

Envase primario, secundario y terciario ¿conoces la diferencia?

Los envases protegen el producto que se encuentra en su interior. Pero no es la única función que tienen: son importantes para la imagen de marca, deben ser consistentes, fácilmente manipulables, etc. Y de acuerdo con todo esto se dividen en envase primario, secundario y terciario.

Un envase se define como un elemento material en el que se guarda un producto. Como ya sabemos sirve también para su protección porque suele estar en contacto directo con lo que contiene.

Si se escoge la presentación adecuada, puede incluso ser el principal vehículo de venta, porque los usuarios lo identificarán con la marca, motivando su compra.

Esto es lo que ocurre con los frascos de perfume, el vino que viene en su botella de vidrio. Tanto el frasco como la botella son los envases que es lo que el público ve y, en muchas ocasiones, gracias a ellos se identifica y fideliza.

Podemos decir que un envase debe poseer estas características para ser perfecto:

  •         Identificación del producto.
  •         Facilitar el uso, almacenaje y distribución del contenido.
  •         Guardar la calidad y protegerlo de agresiones externas.
  •         Dar información sobre el producto que tiene en su interior. Según el sector esta puede ser la fecha de caducidad, su composición, trazabilidad, etc.
  •         Reforzar la imagen de marca.
  •         Un diseño único, para distinguirlo de sus competidores.

Luego dependiendo de su usabilidad se pueden añadir otras cualidades que lo harán más personalizado y mejor para el consumidor.

Con el término packaging hacemos referencia a la forma de comercializar el envase, debido a esto, se busca un diseño funcional, que llame la atención de los posibles clientes que con el tiempo se fidelicen y se diferencien perfectamente de los de su competencia.

Los envases se dividen en primario, secundario y terciario.

El primario es el que está en contacto con su contenido; secundario es aquél que contiene varios primarios, agrupándolos para contribuir a su visualización; terciario es el que permite el almacenamiento del producto hasta su venta, por lo que dentro de este envase se guardan grandes cantidades del mismo con seguridad.

Envase primario

Es el envoltorio que está en contacto directo con su contenido, protegiéndolo. Debe ser atractivo porque seguramente, será el que reciba el cliente cuando lo adquiera. Como ejemplo podemos citar las botellas (plástico, vidrio…), blister, bandejas, tarrinas

Si el material con el que está fabricado es reutilizable el público lo acogerá con más entusiasmo al poder usarlo para otras funciones, fomentando además la imagen de marca. En este sentido, podemos decir que los materiales plásticos cumplen esta función ya que su degradación es larga en el tiempo.

Envase secundario

Es el que contiene varias unidades del primario para facilitar su protección y traslado. Como ejemplo podemos poner la caja en la que se guardan los cereales que se comen en el desayuno, ya que estos se encuentran metidos en una bolsa de plástico.

Es un refuerzo del envase primario porque facilita su transporte y manipulación. Muchas veces se ofrece el producto al público en envases secundarios sobre todo en las grandes superficies y supermercados. Este envase habitualmente es de cartón y con un alto contenido en material reciclado ya que la función y el uso lo permite.

Envase terciario

Es una envoltura que contiene al primario y secundario. Se utiliza para protegerlos, evitando que sufran daños durante el traslado y almacenamiento posterior, hasta que se produzca la venta al público y colabora en la cadena logística, por lo que desde su concepción es también muy importante hacerlo con criterios sostenibles.

Las cajas de gran tamaño que contienen grandes cantidades de productos, los palés, los contenedores, cantoneras, film transparente, etc. son algunos ejemplos de este tipo de envasado. Los materiales con mayor importancia en este tipo de envases son el cartón y la madera.

Al tener más volumen, el material en el que están fabricados debe ser resistente, ya que han de mantenerse agrupados y almacenados por un tiempo hasta su traslado.

Cómo optimizar el tipo de envase

Para conseguir un envase que sea óptimo, hay que prestar atención a ciertos factores que lo harán más útil:

  •         Cerramiento del envase

Es importante cuando hablamos de envases porque se trata de mantenerlos ventilados, cerrados o incluso completamente sellados.

Para el envase primario se pueden usar cintas adhesivas, grapas, pegatinas y colas o fundas.

En el envase secundario será necesario utilizar cintas adhesivas anchas, tiene gran importancia la resistencia y suele ser importante la identificación con pegatinas de los elementos contenidos.

Envase terciario: Se deben utilizar materiales que sirvan para evitar golpes directos al contenido como las cantoneras y separadores que lo mantienen más seguro.

El film estirable es un buen envase terciario porque cubre los palés y tiene una buena resistencia al corte.

  •         Proteger los embalajes

Para los envases primario y secundario la protección es fundamental, porque, de esta manera, el contenido llega a su destino en perfectas condiciones.

Se podrá utilizar el plástico de burbuja que ofrece una protección ligera y versátil, virutas de poliestireno para rellenar los huecos, papel kraft o de seda, bolsas de aire y otros materiales que impiden que los objetos se dañen durante el traslado.

  •         Etiquetado de envases

Muy importante para los envases secundario y terciario al proporcionar información sobre cómo hay que manipular el contenido y toda su trazabilidad.

Hay múltiples referencias para etiquetar según el embalaje: Indicadores de posición, frágil, material peligroso, indicador de impacto, de vuelco, etc.

También son muy útiles indicadores para registrar códigos de empresa, de barras o referencias, fechas de caducidad y otras informaciones que resultan necesarias para quienes manipulen estos envases.

Cómo escoger un determinado envase

Es preciso tener en cuenta ciertos aspectos a la hora de guardar el producto en un determinado envase, ya sea primario, secundario o terciario.

Envase de plástico de Arapack

Lo primero es saber qué objetos se van a guardar para elegir los materiales adecuados. En muchos envases primarios el Pet y Ps se usan por sus grandes prestaciones y su precio ajustado.

Son perfectos aislantes, evitan la contaminación de sabores, son resistentes frente al impacto y su precio es bajo porque se puede realizar un molde y a partir de ahí fabricar envases de plástico en grandes series con líneas completamente automáticas (termoconformado, troquelado…) según las necesidades del cliente.

Además, son reciclables lo que favorece la sostenibilidad del medio ambiente e higiénicos.

Otra característica de estos materiales es que permiten etiquetar e identificar el producto, poner instrucciones y otros indicadores que favorecen el interés del usuario por la marca.

Los diseños que se realizan son múltiples lo que es excelente para envase primario y secundario al posibilitar una personalización que aumenta el valor de la imagen de marca y un fácil reconocimiento por el cliente y, posteriormente, la fidelización.

Arapack  es un fabricante de envases de plástico en Zaragoza que produce para toda España para la satisfacción de sus clientes. ¿Qué tipo de envase necesita? Póngase en contacto con nosotros y haremos un diseño exclusivo para usted.

Solicita presupuesto o más información

Te ofreceremos información sobre este asunto en concreto.



[recaptcha]

Utilizamos cookies de terceros para analizar los hábitos de navegación de los usuarios con el fin de mejorar nuestra oferta. Puede obtener mas información aquí. ACEPTAR

Aviso de cookies